Seguidores

lunes, 28 de febrero de 2011

La muñeca de Johnny - El final que no es final y no es feliz

Al entrar, Kame y Yoko necesitaron mucho tiempo para saludar a todos los invitados pues cada uno parecía tener un comentario diferente sobre sus atuendos y futuro, y a cada uno y una, tuvieron que explicarles que no habría un compromiso formal, pero que sí habían iniciado una relación y que esperaban que esta funcionara los años siguientes. Las palabras, los ademanes, las sonrisas (sinceras las de ella y atinadamente actuadas y convincentes las de él) lograron que todos quedaran conformes con las noticias. Todos, menos Mary y Johnny quienes sentados uno junto al otro en un sillón grande en la sala, hablaban en voz baja entre sí, probablemente tomando la decisión que pronto sacudiría de nuevo a los chicos.
Tras el largo paseo de reverencias y explicaciones, Kame por fin llegó a donde KAT TUN y Jin esperaban pacientes y los saludó formal por aquello de que llevaba el kimono puesto. Los cinco llevaban yukatas de algodón como había dicho Jin que sería y trataban de fingir que estaban contentos de lo que aún creían que pasaría.
— Se canceló lo del compromiso — Kame les informó logrando su sorpresa
— Honto desu ka? — Jin se entusiasmó — Pero ella… parece muy contenta… ¿cómo?
—  ¿Qué? — Junno agachó la mirada.
— Pero de todas formas vas a poder decirme cuñado, Junno — Kame trató de animarlo — si no te molesta, voy a salir con Yoko chan para conocernos y decidir después si merecemos este tipo de fiesta.
— ¿Eeeh? — exclamaron todo y Junno sin comprender bien qué pasaba se sintió mejor.
— jajajaja, eres un genio, — Jin se imaginó lo que había pasado — eso lo copiaste de una serie americana, seguro.
— Por algo Johnny te dice así como te dice — Ueda rasgó el aire con su comentario.
— ¿Y entonces? ¿vas a tener citas con ella? — Jin se burló dándole una palmada en la espalda — ¿y a dónde la vas a llevar?
Pero Kame ya no contestó porque una mano helada de largas uñas en su cuello que se colaba un poco bajo la tela lo interrumpió. Mary Kitagawa hizo a todos los demás inclinarse para saludarla al tiempo que hacía voltear a Kame escalofriado.
— Kamenashi kun — su voz era filosa — ¿no llevas demasiado tiempo sin convivir con los invitados? Tus padres y tus hermanos me han preguntado si sería correcto llamarte para que estés un rato con ellos, creo que el saludo que les diste no fue suficiente para lo que esperaban después del largo camino que recorrieron hasta aquí.
— Hai — por alguna razón que ni él mismo comprendía, empezó a temblar de pies a cabeza ante la mirada de Mary aún cuando ella era mucho más bajita que él— en seguida me reúno con ellos, Mary sama.
— Y también sería apropiado que atiendas a mi hermano, creo que ha sido muy considerado contigo estos días como para que pases el tiempo divirtiéndote con tus amigos en lugar de responder a esas consideraciones.
— Hai…
—Deja de preocuparte latosa tortuguita, lo único que está pasando es que estás creciendo y Johnny y yo, tenemos que ver qué hacer contigo…
— hai, wakarimashita.
— Oh — pensó un poco en silencio — ya lo recuerdo — lo miraba fijamente — he estado bastante tiempo pensando que conocía ese kimono, y claro, ya sé cuál es… interesante… mi hermano realmente tiene expectativas contigo… es un estúpido. Mejor ve a quitártelo ahora, te mandaré algo de ropa.
— Etooo
Mary le agarró de la barbilla
— Kamenashi kun, ve a quitarte el kimono  o te lo voy a quitar yo misma y aquí mismo. ¿Entiendes eso?
— Hai, wakarimashita – dijo con un nudo en la garganta y la vio alejarse con paso espaciado.
— Sí que da miedo ¿eh? — se rió Jin sacudiéndose el escalofrío.
— Eso estuvo muy raro, en mi opinión Mary también quiere contigo Kazuya… —dijo Ueda con una media sonrisa.
—  ¿Qué Mary qué? — Jin soltó la carcajada — me impresiona tu imaginación Uepi, Mary siempre, siempre, nos ha odiado a todos nosotros como si fuéramos venenosos o algo así. Y a Kame, bueno, quizá un poco menos que a mí, pero seguro, mucho más que a ti o a Maru o a Koki.
—Oye Kame, — llamó Koki — no es que quiera que te vayas, pero Mary sigue observándote, ¿no sería bueno que le hicieras caso?
Kame se giró un poco y tras un hondo suspiro asintió y desapareció entre la gente hacia una de las habitaciones donde se quitó el kimono, buscó su teléfono celular y tras un respiro profundo salió de la habitación para volver a la fiesta.
Una vez en la sala fue directo con sus padres y hermanos que estaban sentados todos juntos en unas sillas junto a un ventanal. Y a lo lejos, donde estaban los chicos Jin se notó preocupado.
— Uy, uy, uy, creo que más bien estamos ante un caso de acoso Kitagawa — dijo Jin al ver que Johnny se acercaba a Kame y a su padres.
—  ¿Qué? — Ueda quiso saber de qué hablaba.
— No querrá más bien que… no, no creo. — Jin pensaba
—  O dejas de hablar sólo en voz alta o nos dices que estás pensando. — Maru se enojó.
— Si, es muy molesto que lo hagas así. — y Koki
— Ok, sólo que creo que pueden estar jugando a orillarlo para que tome una decisión sobre algo que puede ser muy drástica…
—  ¿Lo hicieron contigo? ¿por eso te saliste de KAT TUN? — Ueda
— Oh, entiendo que pienses así Ueda, pero mi salida de KAT TUN no tiene más razones que las que ya conoces.
Y de pronto tuvieron que interrumpirse porque al fondo, allá a donde Kame había ido, de pronto surgió un gran escándalo.
— ¡¿Y qué más va a querer de nosotros?! — gritaba el papá de Kame enloquecido levantándole una mano a Johnny mientras Kame trataba de calmarlo. — ¡es usted una persona terrible! — parecía un poco alterado por el alcohol que había tomado y Jin vio que Kame estaba a punto de echarse a llorar mientras hablándole bajito le suplicaba calma — ¡sólo se aprovecha de su poder! ¡y de toda esa fortuna obtenida de la prostitución! ¡de abusar de nuestros hijos!
Kame desistió de detenerlo aunque se mantuvo entre su padre y Johnny que sólo subía sus cejas haciendo sentir más enojado al señor.
—  ¡Quítate Kazuya! — el padre se quitó el saco y empezó a remangarse la camisa, mientras su esposa, y los hermanos de Kame le decían que parara aunque ninguno atreviéndose a siquiera tocarlo. — ¡te estoy diciendo que te quites! — lo amenazó con lanzarle un golpe, pero Kame se mantuvo ahí protegiendo a Johnny con la mirada clavada en el piso. Y entonces Jin, que vio que Yamapi, Matsumoto y Tackey ya se habían acercado al jefe para protegerlo, decidió intervenir.
—  ¡Ey! — se metió entre la gente hasta un lado de Kame aunque sin darle la espalda a ninguno de los dos bandos enfrentados — salte de aquí Kazuya, esto no tiene que ver contigo, si no entienden eso, entonces están siendo injustos, porque a él — señaló al papá — le has mantenido durante casi diez años sin reclamarle jamás que no tenga un ahorro o haga vivir a tu madre angustiada, y a Johnny — lo señaló con la otra mano — le has entregado tu alma entera tanto arriba de los escenarios como tras bambalinas sin importar ni la hora, ni la época del año, ni si estás cansado o triste o eufórico. Si ellos quieren pelear, no tiene nada que ver contigo. Anda, muévete, no puedes detener las olas alebrestadas, pero sí quitarte de en medio. Vamos. — Y lo jaló hasta moverlo de en medio hacia un rincón al que de inmediato se acercaron su madre, hecha un mar de lágrimas, y Yoko, muy tímida y preocupada. Y como bien había calculado Jin, apenas Kame estuvo fuera del camino, su padre se calmó un poco y dejó de amenazar a Johnny.
— Vámonos de aquí — les dijo al resto de sus hijos. — no deberíamos haber venido.
— Quizá antes de que se vaya — Johnny habló malintencionado — quiera saber qué va a pasar después de esos gritos que me ha pegado… ¡Kazuya! — le habló en alto haciendo que Jin cerrara lo ojos — estás despedido.
Kame se quitó a su madre de encima y fue a un lado de Johnny.
—  Johnny sama — se le iba el aire — pero yo…
— Lárgate de una vez con esta gentuza, en un par de semanas te llegará tu indemnización.
Y Kame se arrodilló sin poder pensar ni decir algo…
— Kazuya levántate — le ordenó su padre sintiéndose terriblemente estúpido al ver que Kame no sólo no se levantaría sino que se quedaría ahí en el piso frente a toda esa gente hasta que Johnny retirara su declaración.
Pero Johnny, quería mucho más que una súplica, así que no la retiró.
— Si no te has ido de aquí en 10 minutos haré que te saquen.—decía.
Y Kame levantó la vista hacia él sin poder contener las lágrimas aún de rodillas y lo vio barrer su paso hasta uno de los sillones donde fue a sentarse sin hacerle más caso.
— No puede ser en serio — se dijo una y dos veces con la mente perdida y ni siquiera escuchó cuando Jin empezó a hablarle hincado a un lado de él.
—  Kame, sólo te está probando, no te va a despedir. — trataba de calmarlo.
— No puede ser en serio … — y Kame lloraba y se le acaba el aire y no podía controlarse aún cuando toda la fiesta lo miraba — no puede ser…
— Ya sáquenlo — dijo Johnny a Matsumoto y Tackey que parecían un tanto consternados.
—  ¿Es en serio Johnny? — Matsumoto no podía creerlo.
—  ¿Tengo cara de estar bromeando?
— Pero Kamenashi kun… — Tackey trató de hacerlo cambiar de opinión.
— Sáquenlo ahora – dijo duro y Matsumoto y Tackey fueron a un lado de Kame que seguía totalmente perdido en el llanto sin escuchar a Jin.
— Espérense, ahorita yo salgo con él — Jin los detuvo.
— Es orden de Johnny, Jin, así que lo haces ahora o tendremos que sacarlo.
— Ok, ok… Kame ¿Kame? Ven, vamos allá afuera…— lo hizo levantarse y escoltado por Matsumoto y Tackey lo llevó afuera de la casa.
—  Kame, no te preocupes, seguro Johnny va pensar mejor las cosas. — le dijo Tackey.
— Hasta yo creo que no es en serio que te correrá… — Matsumoto.
Pero Kame apenas podía escucharlos… y de pronto se sumió en el pecho de Jin que lo llevaba del brazo y se soltó a llorar más fuerte, totalmente incontenido.
Jin anonadado sólo lo abrazó sosteniéndole la cabeza y sintiendo cómo le caían las lágrimas en el pecho. Kame estaba realmente deshecho, como si en realidad lo hubieran sentenciado a muerte.
“¿Qué está pasando?” se preguntaba Jin “¿qué quieren? Qué carajos es lo que quieren Johnny y Mary Kitagawa?”
De pronto Tackey, Matsumoto y Jin vieron que Yoko había salido de la casa y veía desde lejos, y detrás de ella apareció Junno, y luego Maru, y Koki, y Ueda, y también Yamapi, pero ninguno se acercaba.
Jin le pidió a Ueda que fuera con él con una seña, pero el que reaccionó de inmediato fue Yamapi diciéndole a Ueda que él se quedara donde estaba.
— Ya déjalo Jin, Johnny ha tomado su decisión. — dijo cuando estuvo cerca.
— Ve a decirle que si es esa su decisión entonces ya sabe la mía.— Jin discutió.
— No puedes hacer eso, tienes un contrato firmado.
— Pues si no quieres verme en la cárcel, ve a preguntarle qué demonios quiere para que se retracte.
—  ¡Eso es! — Tackey interrumpió la tensa conversación iluminado.
—  ¿Eso es? — Matsumoto le pidió que se explicara.
— Esto no tiene que ver con Kamenashi — Tackey ahora podía entenderlo — en realidad… lo que está buscando es meterte a ti de nuevo en cintura — le dijo a Jin.
Y todos voltearon a Tackey con la boca abierta, menos Kame que seguía sumido en llanto sobre su pecho.
— Quiere que tú vayas a suplicarle Jin, es eso lo que lo ha estado molestado durante mucho tiempo, que a todo le digas que no, que te creas que puedes hacer lo que quieres…  y claro, todo esto es para provocarte a ti, pensó que saltarías cuando supieras que estaba abusando de Kame, pero lo guardó en secreto, luego, pensó que no soportarías lo del matrimonio, pero fue fuerte y lo asumió, hasta se libró de él sin quebrarse, y por eso fue que siguió la fiesta en pie y todo esto… Johnny está utilizando a Kame para conseguir que tú renueves tu juramento con él. Se está aprovechando de que ustedes tienen esa relación… porque claro, que siguen siendo amigos lo sabe desde siempre, él sabe perfecto que a Kame no lo traicionarías. Él sabe, aunque haya fingido tanto tiempo que no, que ustedes siguen teniendo comunicación cada semana y que se cuentan todo, por eso toda esta presión, Johnny sabía que tú querrías salvar a Kame de lo que fuera.
Jin oyó esas palabras al mismo tiempo que seguía oyendo el inconsolable llanto sobre él y sintió una furia inmensa, tomó a Kame de los hombros y lo separó ante él muy brusco.
—  Kamenashi — le miraba muy serio — ¿quieres que vaya con Johnny a suplicarle que te deje quedarte?
Y Kame sólo cerró los ojos sin entender nada, aún llorando.
—  ¿Es esto un truco? —  Jin lo sacudió desesperado soltándolo después y viéndolo caer de rodillas al piso aún llorando. — ¡carajo! — estaba realmente ardiendo — Voy a hacerlo Kamenashi, pero si me entero que tú estabas involucrado en este plan, te juro que te vas a arrepentir. — se giró hacia la casa, pero aún sin dar ni un solo paso.
—  Jin… — Kame hizo un esfuerzo por detenerlo.
—  ¿Qué? — se giró prepotente hacia él.
— No lo hagas… — dijo aún llorando.
— No soporto verte así…
— Pero si lo haces no se va a arreglar nada… yo… no sé si lo que Johnny quiere es que vayas a humillarte ante él, pero…  si es así… no está bien que lo hagas. — seguía sin controlar el llanto.
—  ¿Y si te corre de verdad?
Kame no tenía una respuesta para esa pregunta. Para él no había nada sin la Johnny Jimusho, no tenía amigos que realmente lo comprendieran fuera de ahí, a su familia le daba vergüenza, todo lo que sabía hacer no le serviría una vez que Johnny lo sentenciara al desempleo, porque claro, a nadie que fuera despedido de esa empresa lo volvían a contratar en ninguna cosa parecida y probablemente ni distinta.
Matsumoto, Tackey, Yamapi y Jin también lo sabían muy bien, aunque Jin seguía pensando que habría oportunidades fuera del país, también sabía que Kame no podría vivir fuera de Japón, aunque le hubiera insistido tanto, lo conocía lo suficiente para saber que no había nada para Kame sin la JE.
Tras un profundo suspiro se acuclilló frente a él.
— Te voy a creer, Kame — le dijo — voy a confiar en que me pediste que no fuera a hablar con Johnny porque me quieres y no porque todo esto es una actuación. Te voy a creer, porque te quiero mucho ¿oíste? Pero te repito, que si me entero de que es otra de esas trampas que me pone Johnny en la que resultas estar involucrado, me volveré una persona que no conoces.
Kame lo vio levantarse y entrar a la casa con Yamapi detrás. En verdad le dolía que Jin desconfiara de él así, pero no podía reprochárselo, al fin de cuentas Johnny había manejado las cosas durante muchos años para que Jin lo supiera capaz de traicionarlo.
— Es increíble que Jin crea que estás involucrado, eso quiere decir que nunca te perdonó. — opinó Tackey.
Y vio preocupado cómo se le escurrían las lágrimas a Kame sin parar, una tras otra, como ríos sin fin. Koki se decidió a acercarse y se sentó en flor de loto a un lado, pero tardó mucho en decir algo.
—¿A dónde fue Jin? — preguntó y Kame lloró más fuerte.
— A pedirle a Johnny que no haga esto…— contestó Tackey — tenemos la teoría de que todo es un truco para volverlo a meter en cintura, y Jin sospecha que incluso Kazuya está dentro de ese plan, no sé por qué, pero ante la posibilidad fue lo primero que le dijo.
— Pero no es así ¿verdad? — preguntó Koki haciendo notar que el mismo lo creía posible.
Kame ante ello, se levantó, aunque con trabajos, y trató de secarse las lágrimas con las mangas de la camisa. Buscaba algo de fuerza para ir a enfrentarse de nuevo con el problema y quizá hacer alguna cosa que lo reinvindicara con todas esas personas. En ese momento, salieron de la casa sus padres y hermanos cargados de maletas y pasaron a un lado mirándolo fijamente pero sin decirle una sola palabra para luego echarse a andar por el camino hacia la carretera y después… sabe quién hacia dónde.
Al poco, el que salió fue Johnny, con Jin a un lado y Yamapi del otro, y con una seña pidió a Tackey que llevara a Kame con él.
— Ya se arregló, ven conmigo — Tackey lo jaló de un brazo hasta plantarlo a tres pasos de distancia frente al jefe.
Y Kame sólo se dejó arrastrar aún deshecho y con nuevas lágrimas en las mejillas.
— Gracias Kame chan — la voz de Johnny era tranquila — ha sido excelente tu actuación… Jin, como te dije, ha prometido hacerme caso de nuevo.
Kame levantó la vista hacia Johnny odiando que dijera una cosa así y lo hiciera parecer otra vez, parte del plan.
— En verdad será maravilloso este 2011 para ti ¿estás contento? Tu sueldo con los planes que tenemos prácticamente se triplicará, tendrás canciones nuevas, KAT TUN, dorama y muchos anuncios comerciales, pero lo mejor, es que Jin, estará de vuelta en nuestras fiestas privadas, acaba de decírmelo, ese llanto tuyo en definitiva ha sido convincente, no cabe duda de que eres el mejor actor en la Johnny Jimusho. — se sonrió.
Pero Kame seguía llorando y llorando, aunque no gimoteaba, no dejaban de salírsele lágrimas nuevas.
— Johnny sama —se inclinó un poco — le suplico que no maneje de esa manera las cosas, yo… yo no soy una mala persona. Yo no hice nada de esto a propósito.
Jin lo miraba pensando qué debía creer sobre él… si en verdad era como decía Johnny, ¿Kame no le hubiera agradecido esas palabras y dejado de llorar?
— De esa mentira, mi querida tortuga, sé que te mueres por convencer a Jin, pero tú y yo sabemos perfectamente que aunque fuera verdad nunca más será posible que él lo crea. Será mejor que te olvides de su consideración hacia ti y disfrutes lo que viene este año para ustedes, al fin de cuentas, para ti siempre ha sido más valioso el trabajo que cualquier relación personal, y Jin, es sólo eso…— se dio media vuelta y volvió a entrar a la casa, seguido de Yamapi, Tackey y Matsumoto.
Jin se quedó ahí en la puerta sin dejar de ver a Kame que seguía llorando y llorando. ¿Era verdad? ¿qué clase de persona era en realidad Kazuya?
—  ¿Sabías o no que Johnny tenía ese plan , Kamenashi?
Kame negó con la cabeza en silencio.
— Y si yo no hubiera ido con él a pedirle nada ¿qué hubieras hecho?
Y Kame, sólo lo miró directo a los ojos sin saber qué contestar, con más y más lágrimas.
—  No sé qué pensar.  — Jin se dio media vuelta. — a veces me gustaría no haberte conocido. — dijo molesto y entró de nuevo a la fiesta.
Entonces, Ueda, Koki, Junno y Maru se acercaron.
—  ¿De verdad lo volviste a hacer Kazuya? — Ueda se quejó — Increíble, pero en fin, al menos podemos darte las gracias por asegurar KAT TUN este año, siento tener que compartir el escenario con alguien como tú, pero al menos estaré en uno. — se marchó sin esperar respuesta con las recriminaciones de Junno, Maru y Koki sobre él.
Las lágrimas seguían y ninguno de los tres restantes integrantes de KAT TUN sabía qué decir o hacer. Cuando Kame empezó a caminar hacia la carretera  y luego de pronto se sentó con las piernas cruzadas en medio de la tierra del camino con el cuerpo realmente desguanzado, los tres suspiraron incómodos.
— Realmente hace con él lo que quiere — dijo Maru angustiado.
— Y además consiguió que Jin se enojara— comentó Koki. – Johnny de verdad es una mente criminal.
— Una mente criminal que sigue jugando a las muñecas. — Maru suspiró incómodo — al menos nosotros aprendimos que quizá lo mejor es no meternos en esos problemas.
— Uhm — coincidió Koki — de no habernos entrometido jamás hubiera pasado todo esto.
— Eso es un pensamiento muy egoísta — opinó Junno.
— A veces, es mejor así. Queríamos arreglar las cosas y ahora Kame está peor que nunca. — contestó Maru.
Y en ese momento, Johnny se asomó otra vez en la puerta.
— Ey, Kame chan, ven aquí… —  lo llamó tensando al resto de los chicos de KAT TUN.
— Tengo trabajo para ti,— dijo Johnny con mirada perturbadora y una sonrisa cruel que los hizo a los tres escalofriarse.— y Jin, nos acompañará esta vez.
Fin


esta historia tiene una larga continuación, pero tendrá otro título y quizá otro blog, y en fin, que ya veremos cómo resulta =) déjame un comentario por aquí si quieres que te avise cuando empiece con ella. 

¡Muchas gracias por leer!
¡espero que les haya gustado!

6 comentarios:

  1. yo sabia q este fin me daria dolor de cabeza, jajaja mmm creo q ya soy masoquistas pero bueee si porfa avisame si continuas con el fic y oyeeee x q otro blog, es q este no te sirve ya????

    solo una pregunta le seguira yendo de la patada a kame o haras pagar al viejo desgraciado de kitawaga, me hubiera gustado q lo violaran una pandilla de yukuzas solo para variar, jeje

    ResponderEliminar
  2. Xio: gracias por regresar a leer, que bueno que te gustó el final feliz y perdón por crearte dolor de cabeza con este. Yo sé, debería darle un respiro a Kame jeje, lo tendrá, lo prometo.
    Del blog, sólo lo rediseñaré un poco. Estaba viendo mi archivo de fotos y creo que hasta podría ilustrarlo jojojo.
    Y a Kame… pues cómo decirlo… yo creo que todo tiene un costo en esta vida y que el de las cosas que quiere él es muuuuuuy alto, pero al mismo tiempo, después de verlo en tantos programas, doramas, conciertos, entrevistas, leerlo en las revistas, etc, vaya, me parece que él tiene la fuerza suficiente (el espíritu) para pagar cualquier costo, por eso me encanta, bueeeno, y porque es muy guapo, sexy, divertido, un actor adorable, creo que muy listo ¡ah! Tú ya sabes todo eso =D jeje. En fin que en la continuación pues seguirá un poco la misma línea, pero como te decía antes, ya no está tan enfocado a Johnny sino al Akame, a Yoko chan, a sus relaciones con el resto de KAT-TUN y fuera del medio, y claro Johnny por ahí rondando con sus cosas, pero un poco más al margen.
    Espero empezar eso la próxima semana o así… de los yakuzas jejejeje no lo tenía contemplado, pero mira, es buena idea, buscaré un momento para incluirlo y dedicarte a ti esa escena.
    Muchas gracias de verdad por acompañarme en todas estas imaginaciones Kamenescas, ha sido un gusto leer tus comentarios y los de las otras chicas tanto aquí en el blog como en el foro de six senses =) Arigatou!

    ResponderEliminar
  3. ammmm, me puse a llorar con este final T_T, ya sé que Kame es fuerte pero no te pases pobre Kame.
    Avísame cuando empieces a publicar la segunda parte por favor, y si le pones unas escenas yaoi (Akame obvio)te lo agradecería mucho ^-^
    Gracias!!!
    Bye bye!

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas, empecé otra historia =)

    saludos!

    ResponderEliminar
  5. Kyachaaaa ^0^~~~~
    que me lo he leido entero hoy porque tenia libre :)
    una amiga me lo recomendo ♥ y a ti te tenia hace un tiempo en Facebook~~~
    Deja decirte que me ha encantado *w* ♥
    y que me encantaria seguirte en cualquiera de tus fics :D ♥
    te admiro *w* ♥

    ResponderEliminar
  6. oh genial!!!! au no leo el otro final.. pero esta genial!

    ResponderEliminar