Seguidores

miércoles, 2 de febrero de 2011

La muñeca de Johnny - Capítulo 2. Johnny te está buscando

Junno había buscado a Kame por toda la JE sin éxito. Los senpai decían que estaba ahí, que ese día no tenía trabajo, pero no, Kame no estaba en la habitación que tenía dentro de la empresa para cuando no quisiera irse a casa, ni con Johnny, en ningún jardín, ni salón de baile, ni en el comedor, ni en las oficinas… los guardias aseguraban que no había salido a ningún lado, pero entonces… ¿dónde estaba?
Sólo quedaba revisar uno de los sanitarios al fondo del pasillo del cuarto piso y que por lo general estaba cerrado. Junno tenía la esperanza y conforme se acercaba la certeza, de que ahí lo encontraría. Al entrar y toparlo con las manos recargadas en el lavadero y los ojos cerrados con un par de lágrimas cayendo de ellos, no pudo más que escalofriarse…
— ¡Kame! — gritó.
Kame apenas oyó su nombre se llevó las manos a la cara para secársela desesperado y con voz temblorosa trató de sonreír a su asaltante.
— Taguchi — dijo sumamente nervioso — ¿qué pasó? ¿qué haces aquí?
Se cruzó de brazos en obvia defensiva.
— Etooo… llevo todo el día buscándote ¿estás bien?
Y Kame mintió asintiendo de inmediato — nn, hai, estoy bien. Y… — sí, bueno, tenía que preguntarle — ¿por qué me buscabas?
— Etooo… — Junno rezó en sus adentros porque su respuesta fuera bien recibida —  desde ayer que saliste del salón de baile no te volvimos a ver y… Maru, Kouki, Ueda y yo estábamos preocupados por ti.
Kame se mordió los labios dándole a entender que no le daría ninguna explicación.
— Pero bueno — Junno no se la pediría — es que estábamos pensando en ir a pasar unos días a casa de mi abuela en Osaka y yo pensé que… bueno, me gustaría que fueras. Hablamos con Johnny y le pedimos vacaciones, nos dijo que sí, retomaremos en dos semanas.
— Nn, no lo sé Junno, yo…
— Ey espera… no contestes tan rápido, piénsalo antes de decidir, yo… de verdad necesito que estés ahí, mi hermana regresa a Japón y quisiera que te conociera, anda un poco extraviada en su vida y creo que hablar contigo le haría mucho bien, ella necesita conocer a alguien como tú, realmente entregado a su trabajo… hace poco dejó la empresa en la que estaba en Europa y ahora no sabe muy bien qué quiere hacer. Rompió con su novio hace tres semanas y todo se le vino abajo…
— ¡Oh! Lo siento… — ¿y por qué tendría que importarle todo eso? — etooo… okeeey… Entonces hablaré con Johnny sama y te digo en la tarde.
— ¿De verdad? ¡doumo arigatou gozaimasu! — y se acercó para abrazarlo dejando a Kame congelado. — iré preparando todo.
— ¡Junno! ¡espera! Todavía no sé si…
Pero Junno ya había salido de ahí dando saltitos de gusto y se había ido por el corredor sin voltear atrás. Y claro, es que lo conocía bastante bien y sabía que esa sería la única forma de acercarse a la posibilidad de que fuera con ellos.
Kame se llevó las manos a la cabeza tratando de enfriársela un poco, pero estaba realmente aturdido y aún sentía que el llanto se agolpaba en su frente. Salió de ahí cabizbajo sumido en pensamientos laberínticos. Tenía que aguantar, lo que fuera, sí, así Johnny estaría contento y seguiría habiendo trabajo para KAT TUN y Jin estaría bien. Al menos ese era el trato. Pero pronto tuvo que poner atención otra vez al exterior porque Tackey lo interceptó.
—  Kame chan— le dijo con su sonrisa, esa que Kame ya no veía como una sincera sino malvada. — Johnny sama te está buscando, otra vez… tu teléfono está pagado y no ha podido comunicarse contigo ¿estás conciente de ello? Parece que eso, lo ha molestado mucho.
Kame se apuró a sacar el móvil de la bolsa y se tensó al descubrir que efectivamente  había olvidado prenderlo.
— Tus amigos, los demás integrantes de KAT TUN — Tackey le informó con un tono ligeramente de reclamo —  fueron con Johnny a pedirle vacaciones, lo curioso, es que también se las pidieron para ti… ¿lo sabías?
Kame levantó la vista hacia el senpai un tanto extrañado.
— Y bueno… — continuó éste — si quieres que te las de, más te vale que te apures a ver qué se le ofrece… me pidió que te buscara como a las 10 de la mañana, pero no entiendo dónde te habías metido…
— Lo siento… yo… — la verdad es que no tenía pretexto así que desvió la conversación — ¿dónde está Johnny sama ahora?
— En tu recámara… — Tackey parecía entre burlón y celoso — esperándote…
Y Kame volvió a desviar la vista — Ok, arigatou… Le diré que me diste su mensaje…
— No, no, al contrario, gracias a ti…yo ya necesitaba un descanso… — definitivamente burlón — y te recomiendo que vayas decidiendo a quién de tus kouhai prepararás para que luego tome tu lugar… aunque claro, eso será hasta dentro de tres o cuatro años…
Kame no podía creer lo que Tackey le decía ¿eso quería decir que lo había guiado hasta ahí a propósito? ¿y por qué a él? ¿Johnny no había estado siempre más interesado en otros? Sí, claro, pero el principal de esos otros era Jin, y a él no le deseaba nada parecido… Sin hacer más caso empezó a caminar con rapidez hacia su habitación, apenas saludando a los que se encontraba en el camino, todos esos juniors ilusionados que se hacían a un lado cuando él pasaba.

3 comentarios:

  1. maldito viejo desgraciadisimo. con gusto lo agarraba yo a patadas.

    ResponderEliminar
  2. ¿a Tackey o a Johnny? bueno sí, yo también, a cualquiera de los dos, jeje =)

    ResponderEliminar
  3. pobre kame que mal la pasa!!! mi querer que esto tenga un feliz final!!!
    que malo fue tackey al tener que elegir... se hubiese negado!!

    ResponderEliminar