Seguidores

viernes, 15 de abril de 2011

Yakuza Style: Capítulo 5. Y-2 vs K-0

Frente al espejo de su habitación en la JE, Kame se veía los moretones que empezaban a aparecerle donde Yamapi le había pegado. Se detenía la camiseta a la altura de la axilas mientras Koki le untaba una pomada curativa.
— Pero no, tiene razón Tackey, sólo hay que dejarlo pasar, hacer las pases con él…— Kame quería olvidar su necesidad de venganza — hablaré con él y las cosas se arreglarán…
— Todavía no puedo creerlo — dijo Koki — y no entiendo por qué no le vas a decir a Jin, de todas formas se va a enojar mucho de que no hayas llegado a la fiesta.
— Así es — la voz del aludido los hizo saltar a ambos desde la puerta.
Kame se apuró a cubrirse y se cruzó de brazos alejándose dos pasos de Koki.
— ¡Jin! — lo saludó — ¿qué haces aquí? ¿se acabó la fiesta ya?
— Estaba preocupado por ti… ¿qué te pasó? ¿para qué es esa pomada? — y Jin se acercó a tratar de levantarle la camiseta de nuevo, pero Kame lo esquivó.
— Para… — y Kame pensó a toda velocidad en un pretexto creíble — es que Johnny sama me pidió que le ayudara con unas cajas y me lastimé un poco, pero nada grave.
— Uhm — Jin se mordió los cachetes obviamente molesto mirándolo muy fijo — me mandaste un mensaje de que ya ibas para allá… — reclamó.
Kame desvió la mirada en un intento de ocultar todo el coraje que sentía.
— ¿No tienes nada que decir? — y Jin se desesperó — llega Matsumoto san a la fiesta y nos cuenta que la reunión con Johnny acabó hace una hora, te marco y tu número me manda la buzón, vengo a ver, y te encuentro medio encuerado con este imbécil — señaló a Koki — ¿de verdad no tienes nada que decirme?
— Sólo me sentí mal…  — Kame murmuró incómodo — pensé que estarías pasándola muy a gusto en la fiesta de tu amigo y no quise molestarte… A Tanaka, me lo encontré aquí en los pasillos…
— Y entonces… ¡lo invitaste a tu cuarto! — Jin se quejó — habíamos quedado en algo Kame…
— Hai, gomen — Kame no lo miraba.
Y entonces, se oyó que alguien tocaba  a la puerta, y esta se abrió sin esperar a que alguno de los tres permitiera el paso. Era Yamapi.
— ¿Jin? — entró preguntando — ¿qué pasó? ¿está bien Kazuya? — y quedó viendo a Kame que sólo le lanzó una mirada furiosa — ¡ah! Aquí estás ¿estás bien? — fingió demencia.
— Sí, Pi, gracias — le contestó Jin — parece que demasiado bien, y yo que hice que te salieras de tu fiesta…
— No, no te preocupes ¿qué pasó? — Yamapi lograba un gesto de inocencia absoluto.
— No sé — Jin suspiró incómodo — parece que no soy digno de saberlo.
Y Koki no pudo más y le gritó a Kame.
— ¡Sólo dile! ¡No es justo que piense lo que está pensando!
— Entonces sí hay algo — Jin se cruzó de brazos y quedó mirando a Kame a la expectativa — ¿pasó algo con Johnny?
— Etooo… ie, ie… — y Kame pensó un poco más, tal vez debería contarle a Jin, Koki tenía razón en que no era justo, y además, cómo se atrevía Yamapi a irse a parar ahí con esa cara de inocente después de lo que había pasado… — es que cuando iba para allá, me…  — comenzó — en el estacionamiento tuve un encuentro con… — su dedo señaló a Yamapi, pero no pudo decir el nombre, porque Jin lo interrumpió.
— Odio cuando me inventas cosas, Kame. — le dijo.
Y Kame sólo se cruzó de brazos sintiendo un escalofrío al oír a Jin desacreditarlo.
— En realidad — Jin siguió — Matsumoto san fue advertirme que sería mejor que viniera a buscarte porque te habías ido con Tanaka a tu habitación.
— Sou desu ka — y Kame estaba tan enojado que ya no dudó en que tenía que delatar a Yamapi — pues que mal que no te dijo también que eso fue después de que Yamashita vino con unos matones a pegarme…
— ¿Nani? — Jin se sorprendió de que Kame dijera algo así.
— Sí exacto ¿nani? — Yamapi fingió no saber de qué hablaba.
— Jin, tu amigo… — Kame iba a decirle todo, pero Jin lo calló hablando más fuerte.
— ¡No Kame! — estaba muy enojado y su tono de voz lo asustó en verdad — no voy a dejar siquiera que acabes de decir esa estupidez, porque Pi, estaba en su fiesta festejando, y yo, estaba en la fiesta con él…
— Pues no sé cómo le hizo, pero… — Kame trató de explicarle
— ¡Cállate Kamenashi! — Jin vociferó —  no quieras verme la cara de pendejo ¡estoy harto de que me digas mentiras! ¡harto! — pateó una silla — te estoy diciendo que Yamashita estaba en su fiesta y que yo estaba ahí! ¡¿no me oíste?! ¡¡¡¿¿¿Aún así me vas a insistir con esa estupidez???!!! Ya sé que te cae mal, y ya sé que en realidad no querías ir, pero ¿no te parece demasiado inventar algo así? Realmente me desilusionas, no sé qué planeas contando una historia como esa, pero… — cerró los ojos, estaba demasiado tenso — ¡no te entiendo! — y salió furioso de la habitación.
Yamapi se despidió burlón y fue tras él; y Kame, que se sentía realmente dolido más por lo que acababa de pasar que por los golpes, sólo quedó viendo la puerta en silencio mientras Koki pensaba en qué podía decir.
— Te ayudo a lo que quieras — fue lo que se le ocurrió pues él también estaba molesto — lo menos que se merece es una golpiza… — chocó sus puños.
— Primero tengo que arreglar las cosas con Jin — Kame pensó en voz alta — pero… sí,  hazme un favor y averigua quienes entre Kanjani 8, Arashi y los juniors simpatizan más conmigo que con Yamashita san.
— ¡hai! — contestó Koki emocionado en tono marcial.
— Y ten cuidado de no abrir la bocota de más con quien no debes…
— Hai — Koki contestó serio y sintió nervios al ver salir a Kame de la habitación tan decidido a la guerra.
Sí, Kame había dejado de oír esa voz que le decía que debía dejar el asunto en paz… Yamapi se había pasado de la raya está vez: lo había enviado a las garras de Johnny, le había golpeado y luego lo había hecho pelear con Jin, todo en una sola noche. Y claro, ahora conocería de qué era capaz él y a ver si volvía a atreverse.

……………………………………….

2 comentarios:

  1. jajajaja Amo a Pi aunque Kame se las cobrara caro jojojo, diablos! está genialisimo! y Koki tan lindo y bueno apoyando a Kame jeje

    ResponderEliminar
  2. yamapi cumplio lo prometido es un malvado jajaja me encamta esta historia jujuju.

    ahora veremos que tal se las aregla kame

    ResponderEliminar