Seguidores

sábado, 30 de julio de 2011

Yakuza Style: Capítulo 10. Reestructurando...

A pesar de que el día ya había avanzado, KAT-TUN  aún no había hecho un solo paso de baile; los cinco, pretextando que Kame no se había aparecido por ahí, perdían el tiempo sentados en diferentes sitios del salón de ensayo y platicaban un tanto compungidos.
  ¿Y entonces? ¿cómo lo vieron? Se ha de sentir terrible de haber perdido todo por una distracción tan boba como esa de tener un cable mal… —  Junno comentó.
  ¿Por qué no dejas de ser tan idiota Junnosuke? —  Koki le contestó enojado.
  Ey cálmate —  Maru se entrometió —  sólo pensó en voz alta…
  Pues si no sabe cómo hacerlo, mejor que no piense. —  y Koki salió del cuarto alebrestado.
  ¿Por qué no habrá venido todavía? —  Jin suspiró —  no contesta el teléfono,  no llega…
  ¿Y de verdad fue eso del cable en mal estado?  Es extraño que Kamenashi kun… —  Maru buscó que Jin le diera una explicación más lógica, pero éste no había querido pensar mucho en eso porque tampoco le cuadraba lo que había dicho el bombero…
  Wakarimasen… —  Jin le cortó la pregunta —  pero es posible ¿no? Con todo el trabajo, y luego el fin de semana estuvimos entretenidos en otras cosas…
  Mientras no se trate de otra de sus espectaculares maneras de llamar la atención —  Ueda los tensó a todos —  está tan desquiciado que en una de esas lo hizo a propósito…
  No lo creo —  y Jin le contestó duro —  en ese incendio, perdió cosas que había atesorado desde niño, Ueda…
  Tal vez, pero definitivamente no me sorprendería si me enterara de que lo hizo adrede.
  ¡Cómo crees Tatsuya! —  y Junno rió inoportuno —  eso es como decir que quizá Yamashita voló su auto adrede —  soltó una carcajada que no pudo acabar al ver que Jin le disparaba una mirada peligrosa.
  Esto no es una broma Taguchi —  le dijo — podrías ser tu el próximo ¿entiendes eso?
  Gomen —  y Junno retrocedió y mejor decidió escapar hacia los vestidores.
  ¿Será algún antifan? —  Jin se preguntó en voz alta.
  Quizá fue el autor de Nobuta, oí que le había parecido una bazofia lo que hicieron con su libro —  opinó Ueda —  Johnny sama, según sé, ya mandó un mensaje a Horikita chan para que tuvieran cuidado…
  Es una locura —  Jin se recargó preocupado en una de las paredes.
El silencio se espesó los segundos siguientes como si quisiera devorarlos por el resto de la tarde, pero la llegada de Kame al salón de ensayo, con Koki detrás, y el regreso de Junno por la puerta de atrás, logró vencerlo.
  Hola —  saludó Kame con los ojos sobre Jin que de inmediato se acercó a él.
  ¿qué pasó? ¿por qué no habías venido? ¿cómo te fue con Johnny? —  Jin lo recibió con todas las preguntas que lo habían estado molestando.
  Jin cálmate —  Maru se cruzó entre ambos con la disculpa de ofrecerle una mano a Kame de bienvenida. — ahorita nos cuenta, ¿no es cierto? —  con una mirada, lo animó a comportarse  de manera conveniente para que no se delatara.
  Uhm —  Kame sonrió amplio dejando a todos un poco estupefactos, pues claro, esperaban que estuviera triste y meditabundo durante semanas incluso. —  No pasó nada Jin, sólo que Johnny sama me pidió que descansara un poco antes de venir para que pudiera poner en orden mis pensamientos, y ya que no tuve oportunidad de despedirme de mis cosas, me tomara un tiempo para asimilar su partida y darme cuenta de que los sentimientos que creí solo podrían estar mientras esas cosas existieran, en realidad los llevo dentro, aquí —  y se señaló el pecho a la altura del corazón —  Johnny sama, realmente me ayudó a recuperar el ánimo…
  ¿Por qué no contestabas el teléfono? —  Jin no le seguiría la corriente con ese discurso mentiroso.
  Uhm —  pero Kame continuaría declamándolo hasta que fuera necesario —  gomen, Johnny sama pensó que sería mejor que lo apagara para que realmente pudiera concentrarme en mi meditación. —  se cruzó de brazos, y regaló a Jin una nueva sonrisa, que sí, todos podían sentirlo, era completamente falsa.
  ¿Te quedarás otra vez hoy con él? —  Jin no se la respondió y en cambio se mostró molesto.
  No…—  Kame dejó de verlo, pues se sentía avergonzado de darse cuenta que no le creía ni jota de lo que decía—  no creo que sea necesario, hace un rato hablamos y… me dijo que si quería podía pasar esta noche con mis amigos… Además… —  volvió a verlo —  desde mañana, me indicó, me quedaré aquí en mi habitación de la empresa hasta que el departamento esté remodelado.
  Ok —  Jin se acercó a él sin importarle la presencia del resto de KAT-TUN y lo agarró del rostro cariñoso —  entonces, hoy te quedas conmigo —  le sonrió —  ¿de acuerdo?
  Uhm —  Kame asintió sonrojado —  claro.
Y de repente, Jin lo acercó hacia sí con una mano en su nuca y le plantó un beso.
  ¡Jin qué haces! —  Maru lo jaló al tiempo que Koki jalaba a Kame —  ¿estás loco? Si alguien te ve…
  Déjame en paz… —  Jin se reía —  si ya todo mundo sabe, además no tiene nada de malo ¿o sí? Digo, Kame es mi novio… —  declaró tan tranquilo.
…………………………………………………………..

  No, Pi, estás loco, yo ya no quiero seguir, no duermo pensando en que cómo se va a desquitar de ti. Mejor pídele una disculpa, descúbrelo con Jin y Johnny antes de que alguno de lso dos salga lastimado… —  Ryo temblaba como gelatina —  obviamente él tiene ayuda también, y eso que hiciste del incendio… ay madre, la que sigue te mata…
  No seas tonto Ryo, el incendio fue lo último de esa guerra estúpida, verás que esta semana corta con Jin… yo de verdad pienso que ahora sí no hay manera de que no haya entendido.
  ¿Entender qué Pi? ¿perdiste la cabeza?
  ¿Cómo que qué? Que obvio soy superior a él, que obvio, no tiene nada que imaginar al lado de lo que yo puedo hacerle.
  ¡No puedo más! ¡estás loco!… —  Ryo se fue de ahí manoteando desesperado.
Y Yamapi, pensando que era muy exagerado, buscó su teléfono celular para entretenerse un rato con algunos mensajes cuando vio que Johnny lo había llamado. Un poco extrañado decidió devolver esa llamada.
  ¿Moshi? ¿moshi? ¿Johnny?    preguntó al oír la ronca voz del jefe…
………………………………………….

Esa noche, Jin consintió a Kame con una cena y películas en su departamento, bebieron sake, oyeron música, se dieron besos, y claro, hicieron el amor. Más tarde, cuando Jin se hubo quedado dormido, Kame se levantó y salió del cuarto para hablarle a Koki, y éste que esperaba esa llamada ansioso, escuchó las diez mil mentadas de madre contra Yamapi que Kame por fin pudo desahogar.
  Es un demente total —  concordó con él —  ¿pero qué vas a hacer Kame? Por un lado no puede quedarse así, pero por otro…
  Tengo que acabar con esto ahora —  Kame declaró siguiendo con un largo suspiro —  Johnny sospecha que esto no tiene que ver con antifans o terroristas, Koki, estuvo haciéndome preguntas sobre Yamashita toda la maldita noche, y luego, “casualmente” — acentuó el sarcasmo — me preguntó si sabía de algunas familias yakuza que él conoce…
  ¿Qué? Entonces será mejor que te detengas, Kame, yo…
  Tengo una idea para vengarme de la que Johnny sama no podrá enterarse… lo pensé hace días, pero me pareció demasiado, y ahora, te juro que me suena a poco…
  ¿quieres que llame a los amigos Yakuza de mi primo?
  No sé, Koki… no estoy seguro de que ellos puedan con este trabajo…
  ¿pues de qué se trata?
  ¿Tú crees que a Yamashita san...alguna vez... haya estado con 6 o 7...?
  ¡Vaya! —  Koki no se atrevió a responder.
  Sólo ayúdame a conseguir quiénes, Koki… mañana le enviaremos a nuestro muy apreciado Pi un regalito …
  ¿Y estás seguro de que no dirá nada?
  Casi… pero de todas formas tengo que arriesgarme, no lo voy a dejar salirse con la suya después de destruir mi casa…
  Hai, wakarimashita, yo creo que estos tipos sí pueden hacer el trabajo.
   Ok, entonces ya estamos, ofréceles una suma que no puedan rechazar porque no podemos arriesgarnos a que haya gente que lo sepa sin estar involucrada… ¿de acuerdo?
  hai, como tú digas Kame.
  Oye Koki —  Kame cambió su tono a uno más amable —   Si todo esto se descubre un día y acabo en la cárcel o algo así… ¿me harías un favor?
  Kame eso no va a suceder…
  Pero si ocurriera, ¿me harías ese favor?
  Sí, claro, lo que quieras…
  ¿Podrías encargarte de que ni Yamashita ni Johnny toquen a Jin?
  No sea tonto mi capitán —  Koki aniñó la voz —  por supuesto que ni Yamashita ni Johnny tocarán a tu princesita —  y se rió logrando que Kame también riera.
  Arigatou, nos vemos mañana entonces.
  hai, doitashimashite, idol del mal, hasta mañana…
Y ambos colgaron.
………………………………………………….

7 comentarios:

  1. Ya habia leido el fic que habias hecho de la muñeca de johnny y no sabia que habias hecho otro.. esta buenisimo!!!! esta pelea se les esta llendo de las manos :/
    espero el proximo capiii quiero saber que va a pasar es muy interesante :D

    ResponderEliminar
  2. Waah! No Kame! No puedes terminar en la cárcel! TT.TT
    Me encanto mucho el capi, siguelo, siguelo! Estaré atenta a tu blog, para cuando subas nuevo cap! n.n

    ResponderEliminar
  3. ¡Sí! Ojala y Kame pierda para que Jin pueda ver que Pi es su mejor opción jajajajaja.

    Cada vez se pone más buena la historia =) GRACIAS por escribirla.

    ResponderEliminar
  4. NANDE!!! no Kame tranquilo que yo estoy a tu lado!!! demo demo creo que te estas destruyendo Kame, nunca pense que diria esto pero Kame dejalo ir!! hahahaha es que no me gusta que sufra!! pero tampoco quiero que se quede con Pi ¬_¬ asdasdasd y si mejor se queda conmigo (?) hahahaha oks me aprovecho de la situcion waaa!! esperare cont con ansias ^_^

    ResponderEliminar
  5. wow, Yamashita es tan malo, y que le habrá hecho Johnny a Kazuya???????, por dios esto es una gran duda, que pasara ???? Kazuya nunca terminara en la Cárcel eso lo se, yo lo ayudaría a salir XD, en fin me gusta tu fic, ahora no solo te prometo, si no te juro que lo seguiore leyendo =D

    ResponderEliminar
  6. Arigatou ~~~ Que buen amigo que es Koki ^^ !!! Hay Jin... haha!! esta muy bueno sigue asi! Kame tu puedes!!!

    ResponderEliminar
  7. asuuuuuuu!!! buenoooo en qe ira terminar estooo wuooo continua onegaiiii!!

    ResponderEliminar