Seguidores

sábado, 30 de julio de 2011

Yakuza Style: Capítulo 9. Fuego

Todos habían sido llamados al auditorio para una junta de emergencia, los juniors estaban asustados y muchos de los senpai también. Nunca antes había pasado una cosa parecida en la JE, y por supuesto, el jefe tenía que hablar y tranquilizar a sus empelados.
Ryo y Yamapi, tras haber pasado un par de horas con un doctor que revisó que no les hubiera pasado nada, y otro par de horas con un psicólogo que les ayudó a calmar los nervios, se encontraban en completo silencio junto a sus compañeros de News enviando reojos incrédulos hacia los chicos de KAT-TUN, que en el otro extremo, se veían realmente dedicados a la labor, que Johnny les había encargado, de calmar a los más chicos.
Sí, ahí estaban Jin, Maru, Koki, Ueda y Junno jugando a esto y a lo otro con los pequeños, explicándoles que no había de qué preocuparse, repartiendo dulces, organizándolos por unidades de baile… Kame, junto a Johnny, prestaba atención a todas sus instrucciones, pálido, nervioso, como si en verdad no hubiera tenido nada que ver con la explosión.
Pero Yamapi estaba seguro que él la había provocado. Ni la más tierna carita de susto podría convencerlo de lo contrario, incluso se lo había cantado antes de que pasara, él había visto la malicia en sus ojos, y Ryo también, Ryo lo había oído decir “maneja con cuidado”. De verdad era un maldito loco, un asesino… bueno, no, nadie había muerto, el tipo lo había calculado bien, pero eso sí era peligroso, podría haberse extendido el incendio, podría haber pasado una tragedia en verdad.  La bomba se había activado con el botón de la alarma, ¿y qué hubiera pasado si hubiera tardado más en picar ese botón? ¿no se daba cuenta? ¡Podría haberlo matado!
No pudo aguantarse más y se levantó para ir directo hacia él, poco tuvo que esperar el instante en que los senpai distrajeron su vista y pudo jalarlo fuera del auditorio.
  ¡Eres un verdadero idiota Kamenashi! —  le gritó azotándolo contra la pared —  ¿sabes lo que hiciste? —  le enfrentó agarrándolo con una mano del cuello.
  Yo no hice nada —  Kame contestó sintiendo que se ahogaba.
  Tú hiciste explotar mi auto imbécil, y ahora toda la empresa cree que nos asedian los terroristas.
  No, espera, yo…
  ¿Qué está pasando aquí? —  La voz de Johnny hizo que Yamapi soltara a Kame en automático.
  Johnny sama —  ambos se reverenciaron ante el jefe que los veía con los ojos cargados de recelo.
  ¿Kamenashi? —  Johnny se dirigió primero a él instándolo a dar alguna explicación de que Yamapi lo hubiera tenido así detenido. —  ¿hay algún problema entre ustedes?
  Ie, ie, ie —  Kame trató de sonreír —  sólo...
  ¿Yamashita? —  Johnny se volteó con Yamapi buscando la explicación.
  Etooo… no, Johnny sama, solo estoy un poco molesto porque… —  miró a los ojos a Kame que parecía realmente al borde de un ataque de nervios —  Kamenashi kun… —  respiró profundo —   no estaba siendo convincente con uno de los juniors y lo hizo llorar en lugar de tranquilizarlo… —  decidió mentir.
  Uhm —  Johnny pasó sus inquisitivos ojos de nuevo hacia Kame —  ¿eso hiciste?
  Hai—  Kame asintió y desvió la vista —  gomen.
Y el jefe volvió con Yamapi.
  Bueno, todos estamos nerviosos por lo que pasó… —  le dijo —  no seas tan duro con Kame chan, él está muy preocupado por ti. En lugar de usar la fuerza, y si tú ya estás más calmado, ayúdalo a hacer bien lo que le encargué.
  hai, wakarimashita.
  No quiero verlos peleando otra vez ¿queda claro?
  hai —  contestaron los dos al unísono y vieron irse a Johnny de regreso al auditorio.
 Sabes lo que pasaría si Johnny se entera de que hiciste algo así ¿verdad? —  Yamapi le dejó claro que el favor del silencio no sería gratuito — no solo te correría…
— Sí, mi querido Pi, de verdad te agradezco que no hayas dicho nada —  Kame dejó el nerviosismo a un lado como si se tratara de un saco que acababa de quitarse porque tenía calor. —  aunque si quieres también puedes probar el decirle, realmente me da curiosidad saber qué te haría por inventar semejante barbaridad sobre mí. —  se sonrió tan seguro de sí mismo que Yamapi sintió un escalofrío no supo si de miedo o de furia total —  Johnny cree, como bien te has encargado de hacer parecer, que el que tiene una bronca terrible conmigo eres tú… ya sabes, por todo lo que ha pasado… primero, le pediste que me castigara ese día de tu fiesta, porque no querías que fuera a tu fiesta, luego, aún cuando, y claro, ya todos los saben ahora, te quedaste en mi casa, conmigo y con Jin, todo el fin de semana, cuando te pedí la disculpa por haber “inventado” lo de la golpiza, te reíste de mi, por supuesto, me encargué de que KAT-TUN lo supiera y ahora, lo sabe Johnny también, para terminar, te acaba de ver ahorcándome, y todas esas veces, en cambio, mi imagen ante el jefe ha sido la de un kohai obediente a ti, como mi senpai que eres, sin queja alguna de por medio… parece que con Johnny sama, mi credibilidad está en un lugar más seguro que la tuya. —  y al fin se le escapó la sonrisa que hizo a Yamapi ponerse más rojo que un carbón caliente.
  ¿Me estás diciendo que no te arrepientes de haber creado este caos? —  Yamapi temblaba de furia —  no sabes con quien te estás metiendo Kamenashi, no tienes idea de…
  Ey, calmita, te estoy diciendo también, que si cualquier cosa me pasa, o que si vuelves a meterte en mi relación con Jin, pueden ocurrirte accidentes realmente peligrosos Yamapi… podrías perder la vida, de verdad, sin que yo salga ni un poco involucrado. ¿Entiendes eso?
  Sí, entiendo entonces que tú estás dispuesto a poner en riesgo la tuya. —  Yamapi sacó su teléfono y tecleó algo en él —   Nunca pensé que esta guerra sería muerte, pero si así lo quieres, Kame chan, yo estoy dispuesto a jugar contigo. Una vez que te enterremos, Jin, será solo para mí. Por ahora,  que Johnny cree que nos están atacando los terroristas, y tomando en cuenta que tú también eres unos de los idols que dan rostro a esta empresa, y por lo tanto eres un blanco lógico, mmm, no sé, yo que tú, le iría hablando a los bomberos…
  ¿nani? —  Kame buscó la razón de la risa en el rostro de Yamapi.
  Nada, sólo acabo de mandar incendiar tu departamento, espero que no tengas ahí nada irremplazable, tú entiendes, de valor sentimental único. —  y se sonrió entrando otra vez al auditorio dejando a Kame por un instante rígido y al siguiente histérico.
………………………………………………………..
Cuando Jin  y Kame llegaron al departamento, había una veintena de bomberos trabajando, los vecinos veían desde abajo las columnas de humo del incendio recién apagado, todos a salvo; cuando Jin preguntó a algunos de ellos, supo que habían pasado a avisarles unos tipos que sería mejor que salieran.
Pronto los alcanzaron los demás miembros de KAT-TUN, el mismo Johnny sama, y hasta Yamapi y Ryo con el pretexto de ir a acompañar a Jin. Llegó también la familia de Kame, y algunos senpai, un par de amigos de fuera de la empresa, y un par de chicas amigas de cuando iba a la escuela y que quien sabe cómo se habían enterado.
Kame veía el escenario con los brazos cruzados y las lágrimas atoradas en la garganta… No importaba quien se acercara a darle ánimos, no reaccionaba.
  Johnny sama —  Tackey  se acercó al jefe —  creo que sí vamos a tener que contratar seguridad para cada uno.
  Uhm —  y  Johnny asintió mirando a Kame—  hai —  contestó con tono pensativo — tú encárgate de eso, y dile a Kamenashi que se quedará en mi casa hasta que arreglemos aquí.
  ¿En tu casa? —  Tackey se extrañó de esa orden.
  Sí ¿por? —  Johnny lo regañó con la mirada por la indiscreción de la pregunta.
  Ie,ie, por nada —  Tackey se reverenció —  ahora le digo.
  Tackey chan —  pero Johnny le detuvo el paso —  ahora no, no seas impertinente.
  Hai wakarimashita —  Tackey se apenó y levantó la vista hacia el edificio del que ya salían los últimos bomberos.
  No sufrió daño la construcción —  avisó el capitán a los inquilinos —  el incendio fue controlado a tiempo así que las casas de todos están habitables a excepción del departamento donde inició el fuego. Pueden entrar cuando quieran —  avisó muy formal y tras preguntarle en voz baja a alguien, se acercó a Kame. —  ¿Kamenashi san? —  confirmó que fuera él.
  ¿Hai? —  Y Kame contestó sin mirarlo.
  El departamento no sufrió daños estructurales, sólo fueron las cosas. —  dijo como si fuera una buena noticia. —  por suerte nos llamaron a tiempo. Y… bueno, parece que el fuego inició por un corto en un cable de la cocina, así que tendrá que pagar una multa… ¿si sabe de las multas por falta de mantenimiento?
  Hai, wakarimashita —  Kame miró el papel que el bombero le daba a firmar.
  Bien, firme, aquí y aquí, y puede ir a hacer su pago al banco.
  Hai, arigatou —  Kame firmó las hojas sintiendo encima todas las miradas de los que habían ido a acompañarlo.
El bombero se fue, y Jin fue el primero en acercarse.
  Tranquilo Kame, está bien, al menos no estabas ahí. Yo te ayudaré a limpiar todo ¿vale?
  Uhm —  Kame asintió tragando saliva y aún con el llanto atorado, y sin ganas, tuvo que ir y oír a su madre, su padre, sus hermanos, a los amigos, a los miembros de KAT-TUN, a los senpai… “arigatou, arigatou” les dijo hasta que perdió sentido la palabra “voy a estar bien” vocalizaba sin convicción “como dice Jin, que bueno que no estaba yo aquí” repetía con una sonrisa apagada. Y así, poco a poco, consiguió que todos fueran retirándose. Menos, claro está, el jefe con Tackey, Jin, Koki, y el par de molestos colados.
  Kamenashi kun —  Tackey llamó su atención.
  Hai, dime—  y Kame volteó dispuesto a despedirse de aquél y Johnny, quien, podía verlo a la distancia, ya estaba subiéndose a su auto.
  Te quedarás en casa de Johnny sama en lo que arreglamos tu departamento —  le informó Tackey al tiempo que señalaba hacia el auto indicándole así que podía subirse de inmediato.
  ¿Nani? —  Jin fue el que saltó —  ¿de Johnny? Pero…
— ¿Tienes algún problema Akanishi? —  Tackey lo paró en seco.
  Etooo —  y Jin quedó mirándolo a los ojos sin atreverse a afirmar, aunque tampoco a negarlo.
  Bueno, en realidad no me interesa si lo tienes —  y Tackey le tajó cualquier cosa que estuviera pensando —  Johnny me pidió que le diera esas instrucciones a Kamenashi, así que es totalmente irrelevante si te parece o no.
  Eso lo sé, pero… —  Jin buscó la mirada de Kame que ante las noticias del senpai se había extraviado —  también podría quedarse en su habitación en la empresa ¿no?
  Eso también es completamente irrelevante —  Yamapi intervino —  pero dadas las circunstancias, yo considero que Kame debería estar agradecido de que Johnny sama, le tenga tal consideración.
  Oh, claro… —  Jin tuvo que hacer un esfuerzo muy grande para ocultar su inconformidad —  su enorme consideración —  masculló sarcástico.
  Jaaa —  Kame respiró profundo —  pues muchas gracias por venir chicos, nos vemos mañana —  trató de que su mirada sobre Koki y Jin fuera la misma, pero la verdad es que en Jin se detuvo unos segundos más alertando a Johnny, quien lo vigilaba a la distancia. —  ¿está bien?
  Hai —  contestaron, aunque ambos con obvio dejo de malestar en la voz.
  ja, mata —  Kame se despidió con una inclinación de cabeza y fue a subirse con Johnny y Tackey al auto del primero.

6 comentarios:

  1. Waah! Mugre Pi! Como te atreves a incendiar la casa de mi Kazu? ¬¬ Bueno, Jin tiene razón, menos mal y no estaba adentro~

    Argh! Kamee! Ahora matalo! matalo sin consideración! Bwahaha! Ok, no xD Pero si dale un susto >0<

    Me encanto la conti, aunque yo también me niego a que Kame se quede en la casa de Johnny, no se, pero me da mala espina asdasdasdad

    Bueno, me iré al otro capi, gracias por dejarnos leer tu ficu! n.n

    ResponderEliminar
  2. ¡Bien! Esperemos que Kame no intente vengarse :)y esperemos que Johnny no le haga nada malo, ese viejito me da mala espina.

    ResponderEliminar
  3. NANDE!!!!??? ESE PI YA ME HIZO ENOJAR ¬¬
    noooooooooo!!!! x lo que mas quieras no dejes que ese viejillo se lo lleva y s lo hace algo TT.TT kame gambatte no dejes que ta haga algo waaaaa!!! que genial conti huhuhu soy adicta compulsiva ahora me voy a leer el siguiente capi ^_^

    ResponderEliminar
  4. Noooooo Kazuya no vayas con Johny, no confio en el, pero en fin, Kazuya ganarás, lo sé, me encanta este cap, prometo seguir leyendolo ^-^

    ResponderEliminar
  5. Noooooo!!!!! Johnny de mier... dios como me haces sufrir T.T bueno ya veremos que pasara...

    ResponderEliminar
  6. este jonny no pierde tiempo eh!!! jaja bien pii tu tampoco desaprovechas la oportunidad noo!!!! jaaa

    ResponderEliminar