Seguidores

martes, 11 de diciembre de 2012

A.Kame en medio de la tormenta - FINAL 1era parte


—  ¿Nino? —  Kame tocó la puerta por tercera vez y como siguió sin recibir respuesta decidió abrir encontrándose con  el cuarto vacío… ¿estaría en el baño? —  ¿Ninomiya kun? —  decidió entrar para asomarse al balcón y alcanzó a ver que sí, ahí estaba, hablando por teléfono, con una mano recargada en la cadera y al parecer peleando con quien estaba del otro lado. Kame, se acercó curioso, con cautela, para no ser descubierto y tratar de escuchar con quién y de qué hablaba.
—  Uhm, pero no sé por qué dices eso —  oyó que decía en tono molesto —  ano ne, ese sería mi problema en todo caso dessho? —  Kame se preguntó si acaso ese pleito tenía alguna relación con él —  hai, demo… —  Nino cerraba los ojos cada vez más enojado con quien estuviera del otro lado de la línea —  no, no tiene por qué estarse metiendo en mi vida así ne, ano ne… si me escuchas un segundo onegai —  ¿quién sería? —  neee, pues entonces dile a Matsumoto que si me quiere decir algo me marque él ne… no, ya te dije que no tienen que preocuparse… ¿eh? —  y qué le estaría diciendo para ponerlo tan de malas? —  ie, ie, ie… Sho… ¿me dejas hablar? Sakurai… —  ¿uhm? Quizá no debería estar escuchando eso, tal vez… era un momento para escapar ne? irse a… el desierto africano a enterrarse en la arena para que nadie lo encontrara, de pronto se vio caminando hacia la puerta, autómata, pero entonces sintió primero los pasos tras él y luego la mano de Nino agarrándolo del hombro aunque aún sin soltar el teléfono ni quitar el gesto de malas —  jaaa, mira escúchame, —  seguía diciendo a ¿Sho? —  voy a ir a dejar Kamenashi kun a casa de su familia ne, después estoy ahí, demo… si, si hay un pero y si no te gusta acúsame con Ohno o con quien se te dé la gana, no voy a ir a lo de casa de Aiba… ¡no! Sho es que… —  y de pronto se quedó en silencio un segundo y cerrando los ojos harto se le salió un suspiro —  ¿qué pasó Matsu? … uhm, hai…. Hai… hare lo posible… hai… hai, arigatou… hai… —  y jalando a Kame lo hizo regresar al cuarto y sentarse en la cama para luego quedar a un lado con nuevo gesto de desesperación —  Uhm Ohno ¿Qué pasó?  —  ¿lo estaban regañando? —  ie, ie no es eso es que… hai… hai dime… uhm… ie, solo le dije que no iré a casa de Aiba porque tengo que… ie, no es eso… ano ne, quedé con mi hermana de… hai… hai wakarimashita… hai… ok, ahí nos vemos… uhm, igual a todos… hai, jaa matta… —  Nino por fin colgó el teléfono y lo aventó a un lado. —  Eeee… y ¿a dónde ibas? —  se volteó hacia Kame que solo lo miraba anonadado.
—  A… preparar algo de desayunar… —  Kame mintió —  eh nanka… ¿todo bien?
—  Uhm hai, solo que habrá reunión hoy con Arashi y no tenía ganas de ir…
—  ¿Por? —  Kame se atrevió a preguntar.
—  Porque quería quedarme aquí a escribir y a esperar a que volvieras… será un día difícil ne…
—  La verdad pensaba irme a mi casa después de lo que sea que ocurra… —  Kame respiró muy hondo.
—  ¿crees que Akanishi llegue? —  Nino se levantó y caminó un poco por el cuarto con ambas manos en las caderas y a todas luces nervioso.
—  Hai, él me lo prometió… —  Kame contestó bajo aunque seguro y Nino se cruzó de brazos y quedó pensativo unos segundos dándose cuenta de que moría de celos de oír eso de esa manera.
—  Y si no llegara… ¿qué vas a hacer? —  preguntó.
—  ¿Qué harías tú? —  Kame levantó la vista hacia el senpai que ahora se daba cuenta parecía no haber dormido por esas ojeras profundas que tenía.
—  Supongo que… nanka… intentar disuadirlo ne…  —  Nino se tapó lo ojos con una mano sorprendiendo a Kame que de verdad no entendía qué era lo que le pasaba. —  y bueno ne, él te tiene en altísima consideración ne, tal vez si le ofreces algo ne…
—  ¿Pasa algo con Arashi? —  Kame preguntó provocando que a Nino se le fuera el aliento un par de segundos y descubriera sus ojos para mirarlo muy fijo.
—  Ie, todo perfecto como siempre… solo es lo de la reunión, tendré que estar ahí a las 8 ne, supongo que te veré mejor hasta mañana…
—  Nino… —  y Kame tomó aire para responder —  si las cosas no salen bien hoy… no regresaré aquí contigo…
—  Uhm… hai, wakatta… lo que quiere decir que si Akanishi llega y Johnny queda contento… si regresarás dessho?
—  Si te causa algún tipo de problema, le pediré a Johnny que te libere… yo… me siento un poco mal de que te hayas visto involucrado en esta historia y que incluso hayas recibido ayer un castigo por ella, tal vez… —  Kame hablaba sin rodeos —  sería mejor que nosotros termináramos...
Nino se encogió un poco en sí mismo sin saber si decir lo que sentía o callarse, dejar que Kamenashi se fuera de su vida… o… ¿retenerlo?
—  Eso… dependerá de lo que Johnny sama indique ne… —  se puso tenso y se volteó hacia el espejo descubriendo él mismo que su cara era un verdadero desastre: ojeras, palidez… si tan solo hubiera podido conseguir paz para dormir lo necesario ahora que habían tenido un poco de tiempo libre...
—  ¿Quieres que le comente tu preferencia de no seguir con esto? —  Kame se puso de pie, erguido y mirando de frente a Nino que se intimidó de verlo así justo ese día en que tal vez  perdería la vida…
—  etooo… no sé qué quieres que te conteste, ciertamente esta historia me ha causado algunos problemas, sobre todo porque mis compañeros están inquietos de que llegue a sentir algo por ti, demo… tampoco es que en realidad haya afectado mi relación con Arashi o que haya dañado al grupo de alguna manera importante ne… —  levantó la vista hacia la nada intrigando a Kame… ¿qué era lo que hacía debatirse a la mente del senpai? ¿acaso en serio le importaba? —  pienso que en todo caso esa sería tu decisión ne, tal vez nada de lo que hemos platicado te parece nisiquiera coherente y hasta estás pensando en que prefieres seguir arriesgando todo y volver con él… Al fin de cuentas siempre has usado de guía las pasiones ne… y no importa toda la seguridad que yo haya intentado darte porque eso no te entusiasma en lo más mínimo… tú prefieres estar siempre en esa montaña rusa ne… como si fueras adicto al vértigo… y bueno ne….
—  Nino… —  y Kame lo interrumpió en su soliloquio — yo… te agradezco que hayas estado por aquí y me siento halagado de que estés preocupado por mi, demo… en serio no quiero que tengas problemas por esta historia, solo sigue haciendo lo que tienes que hacer, yo… haré lo que me toca a mi…
—  ok, wakatta… —  Nino asintió —  so, te llevo a casa de tus papás y voy luego con Arashi… dependiendo de lo que pase, mañana platicamos si quieres…
Kame asintió mínimo con la cabeza y Nino vio que se le encharcaban de nuevo los ojos. Era obvio que estaba asustado y que aunque quería confiar en que Jin llegaría, también tenía la duda. Se sentó a su lado y jaló una guitarra que tenía ahí cerca… muy dulce, con la esperanza de que eso aliviara un poco a Kame, le cantó un tema de amor…
 Y Kame se soltó a llorar, pensando en Jin y sin darse cuenta de que Nino tenía ese gesto con él porque estaba enamorado. Pensando en Jin y añorando que llegara, no tanto para evitar el castigo del loco que tenían por jefe, como por sentirse protegido por él. Pensando en Jin y en lo mucho que lo amaba desde hace tanto y a pesar de cualquier marea.
………………………………………………
—  Te apuesto lo que quieras a que no va a venir —  Aiba le dijo a Sho sentándose a su lado —  irá con Kamenashi kun y hasta tratará de hablar con Johnny o algo así.
—  Espero que te equivoques —  Sho suspiró —  si hace eso… será el primer problema fuerte que haya aquí ne? Ohno se va a molestar en verdad y Matsu…
—  Matsu va a enloquecer … pero te apuesto lo que quieras a que ocurrirá así. —  Aiba abrió un onigiri y le ofreció la mitad a Sho —  Nino chan necesita ese tipo de cosas para no aburrirse ne? por eso se enamoró; como dice la leyenda… todos los que se acercan al AKame terminan locos...
—  Mientras no haya armas, disparos… de verdad no puede ser que esté pasando esto.  —  Sho parecía cansado y un tanto triste.
—  Quizá… deberíamos ir por Nino desde ahorita ne? si lo cachamos desde esta hora en la noche estará con nosotros y nos libraremos de problemas…
—  Hai, tal vez… aunque, quizá sea mejor idea dejar que las cosas pasen como tienen que pasar… será una prueba ne, si evitamos que ocurra seguiremos sin saber si es necesario volver a hablar con él… si de verdad se atreve a no venir después de lo claro que fue Ohno cuando hablaron, tal vez debamos hablar más serio ne?
—  Hai —  y Aiba quedó viendo muy fijo a Sakurai —  hacerle sentir que no es cosa de celos solamente ne… —  dijo sugerente y se levantó para ir a servirse algo de té. Sho se quedó pensativo y le marcó a Nino de nuevo.
……………………………………………………
—  Si quieres no te bajes —  Kame le dijo a  Nino cuando estuvieron frente a su casa —  te prometo que les diré que me lleven…
—  Anooo, demo… —  Nino pensó un poco pero se distrajo cuando sonó su teléfono —  chotto matte ne —  le pidió a Kame para contestar —  ¿moshi moshi? ¿Sho? … uhm hai, estoy llegando apenas a casa de Kamenashi kun… uhm, ato de… hai, me bajo a decirles lo que me pidió el jefe y voy para allá… ¿eh? Hai hai omochiron desu… Hai, llego en una hora por mucho… hai… ¿Kamenashi? a las 7…. Hai… hai wakatta, uhm, jaa ne —  colgó. —  vamos —  le dijo a Kame y se bajó del auto viendo que le temblaban las piernas de manera increíble ¿le tenía miedo a sus padres? Era extraño ne —  ¿quieres que me quede? —  de pronto le preguntó sin pensar en cómo sonaría eso.
—  ¿Eh? —  y Kame lo miró boquiabierto.
—  No, nada —  Nino se apenó y reculó al momento —  solo que en serio no tengo ganas de ir con Arashi ne —  rio falso —  me ganó el subconciente. —  y fue directo a la puerta de la casa y tocó el timbre —  ah o… ¿tienes llaves?
—  Ie —  Kame negó moderando su respiración.
—  So… —  Nino iba a decir algo más pero en ese momento abrieron la puerta y apareció el Señor Kamenashi con yukata encima—  oh konnnichiwa! —  Nino saludó educado.
—  Konnichiwa —  el papá se puso un poco nervioso de ver a ese chico ahí —  que tal, adelante —  de inmediato les abrió paso y Nino animó a Kame a entrar primero que él.
……………………………………..
—  No podemos dejar que Johnny le haga a eso a Kame —  a Koki se le había puesto la cara quizá demasiado blanca —  no te creo que Akanishi no haya reservado un vuelo, osea es que…
—  Tal vez si vamos a casa de Johnny a las siete con cualquier pretexto y… —  Maru elucubró en voz alta —  aunque eso podría resultar contraproducente ne —  estaba realmente angustiado.
—  Eso no es necesario —  Ueda intervino con la vista en el celular —  Jin ya está en Japón, aquí hay un par de twitts de gente que lo vio ayer en Sapporo… si logró llegar a Japón con el clima que hay, seguro que llega a tiempo a la cita… —  suspiró incómodo —  Kamenashi Kazuya está a salvo ne, y seguro protegido por sus queridos de Arashi, es obvio que no le va a pasar nada —  y salió de aquel salón con actitud malhumorada.
—  Pensé que estabas enojado con Kazuya —  Maru miró a Koki.
—  Una cosa es que esté enojado con él y otro que no me preocupe, él siempre me ha preocupado… —  se puso cabizbajo recordando toda la historia de cuando él mismo se había involucrado con el AKame y aprendido que hay terrenos donde uno no debe pisar. Si tan solo existiera la manera de que Kame se olvidara de Jin… si tan solo… algo…
……………………………………………..
—  hai sumimasen, voy para allá —  Nino le decía eso a Matsu saliendo de casa de los padres de Kame —  estaba hablando con la familia de Kamenashi kun… hai, voy saliendo en este momento… hai, jaaa matta. —  se fue a subir a su coche y quedó viendo la puerta de esa casa de la que acaba de salir, y quizá se quedó demasiado tiempo ahí mirando, porque de pronto la vio abrirse y al checar el reloj se dio cuenta de que ya eran 6:30. Kame salía detrás de su padre rumbo al auto. Resignado hacia el patíbulo, seguía caminando como en pasarela, ocultando todo su pánico tras unos lentes oscuros. La mamá totalmente fría de pie en la puerta de la casa, y él ahí aún retrasando el irse a cumplir con aquel evento social con Arashi…  ¿eh? ¿de verdad iría a eso mientras esto ocurría? Era estúpido… apagó el teléfono, prendió el auto y siguió a Kame y a su padre hasta la casa de Johnny sama. Quizá si entraba con él… quizá si solo esperaba para consolarlo… quizá si….
La casa de Johnny estaba envuelta en un halo terrorífico, hasta parecían verse sombras en las ventanas de aparatos de tortura en movimiento y siluetas de johnnys retorciéndose atrapados en ellas. Eran escalofriantes el silencio que dejaba oir los rechinidos, el cielo oscurecido, la amenaza de lluvia… y más aún los tres escalones que separaban los pies de Kame de la puerta del jefe. Miraba su reloj como esperando a que diera la hora exacta para atreverse a pinchar el timbre, no lo haría ni un segundo antes de que fuera eminentemente necesario. Su padre también veía el reloj, y el mismo Nino que se había estacionado un poco lejos para que no lo descubrieran. El tic tac pareció inundar la calle en oídos de todos los presentes. 6:29 con 50 segundos… ¿dónde estaba Akanishi?
No estaba… no llegaría… la puerta se abrió cuando las manecillas de todos los relojes marcaron las 7pm en punto, y el jefe apareció en el marco con sádico semblante, más aún, al descubrir a Kame ahí, solo, creció su sonrisa al tiempo que se desprendían algunos rayos del cielo que de pronto ya no se había aguantado el llover.
—  ¿Vienes solo? —  Johnny preguntó abriendo paso a Kame hacia el interior de la tétrica mansión.
Y Nino, y el papá de Kame, lo vieron perderse en esas sombras que se devoraba la puerta cerrándose a la espalda del cruel emperador de sus vidas, mientras la lluvia les descomponía la visión inundando sus parabrisas y creándoles un vértigo infinito.
Si iba a intervenir, Arashi nunca se lo perdonaría ne, demo… ¿podía dejar que simplemente aquello pasara frente a él? se bajó del coche sin importarle que la lluvia lo cubriera completo y empezó a caminar sin pensar hacia la puerta, pero entonces, a muy poco de llegar, sintió que alguien lo jalaba muy brusco desde atrás y lo golpeaba.
—  ¿Qué demonio….? —  vio que se trataba del padre de Kame —  ¿qué hace?
—  No te metas Ninomiya —  le decía el señor muy fuera de sí —  de él depende mi trabajo, el de toda mi familia, si no cumple con lo que ese tipo dice, nosotros…
—  Urusai! —  Nino agarró al señor con ambas manos de la camisa y lo fue a chocar con el auto —  es usted el peor padre que haya conocido ¿de verdad le importa más el estúpido dinero que la salud de Kazuya? ¿eh? —  forcejeaban cubiertos de la lluvia que de tan fuerte recordaba tormenta.
……………………………………………………

6 comentarios:

  1. =O que dramático final!!! lo cortaste en lo más emocionante, lo bueno que la otra parte ya está si no te colgaba jajajajaja es broma =P
    Nino y su guitarra :3 y Kame pensando en Jin xD
    Ahi hay una pedrada a las fans AKame? "todos los que se acercan al AKame terminan locos" jajajaja
    KAT-TUN al ataque!! y por que Ueda se enoja? ¬¬
    bendito Twitter que corre el chisme de Jin xD
    Me dio miedo la casa de Johnny jajaja aparatos de tortura? >_<
    y el Padre de Kame, espero que Nino le de un buen golpe =D

    ResponderEliminar
  2. mi muere por la contiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
    amo tus ficssssssss aunq me matan en la espera ^-^


    jincito, se mi heroe ^_____^

    ResponderEliminar
  3. dios!!!!!!!! Que sera de Kame, que sera de Jin!!! Que sera de mi sin tus ff nee-chan TwT asdfgsdcfv corro al segundo pedazo y te comento bien Dx

    ResponderEliminar
  4. kyaaaaaaaaaaa
    ese baka de jin donde se metio
    pobre kame...y nino que duda
    tanto en ayudarlo waaaaaaaaa
    siento que muero..y ese otoosan
    como no ayuda a mi tortuguito..

    esta demasiado bueno!!!..
    sigo con la 2 parte
    gracias por compartirlo >.<

    ResponderEliminar
  5. OH DIOS MÍO OH DIOS MÍO QUÉ VA A PASAARRRR JINYYYYYY ON TÁS TIENES Q SALVAR A KAMEEEEEEE!!!!! odio a ese señor.. como nunca pensé q podría odiar a alguien..... ;)

    ResponderEliminar
  6. Bien dicho Nino me gano el corazón, que entre a salvarlo pero que se apresure!!! Es todo un caos, entre el fracaso de los arashos, la cabeza de Kazu llena de muchos pensamientos, el retraso de Jin, la maldita tormenta y….los minutos se vuelven angustiantes!!!
    Oh rayos Jin no llega…..pork la madre naturaleza se puso en su contra??? o será que el maldito vejete controla las nubes??? Maldito demonio…..
    Pero confiare en que llegara como todo héroe en el ultimo minuto…….Shock dramatico, que sucedera en el final??!!!!!

    ResponderEliminar