Seguidores

lunes, 13 de marzo de 2017

Capítulo 8 ~ Hawai e ikou! rally aventure

Capítulo 8.- Tal vez te lo imaginaste


— Hola — Ryo Nishikido estaba en la puerta del salón con cara verdaderamente preocupada y los 4 miembros de Arashi que ahí estaban reunidos quedaron en pausa ante esa irrupción. 
— Ryo chan — Sho fue el primero en reaccionar — ¿qué pasó? ¿qué te trae por aquí? 
— Etooo — Ryo no sabía cómo empezar — es sobre… Hawaii 
OhnoMatsuAiba y Sho bajaron la mirada al escuchar el tema. 
— ¿Te llegó el mensaje de Johnny sama? — Matsu se atrevió a preguntar. 
— Sou desu ne… demo… Es que oí algo que me tiene preocupado… supuse que ustedes sabrían… 
— Jaa, Johnny sama hizo una convocatoria bastante amplia ne, parece que quiere sorprenderlos… — Dijo Sho — pero ¿qué es lo que te preocupa? 
— Etooo, es que oí que… Mary sama estaba diciendo a Takisawa senpai que…  
— ¿Nani? — Ohno lo apuró. 
— Que Johnny los reprenderá por haberse ido sin permiso y… no corren peligro sus contratos ¿cierto? O sea, jamás los correrían ¿verdad? 
Una sombra cayó en las miradas de los 4 miembros de Arashi que a diferencia de siempre estaban sumamente serios. 
— Tal vez no debamos adelantarnos ne, suponer puede ser contraproducente — Aiba llamó la atención del resto — y nosotros haremos lo necesario para que Ninomiya se disculpe correctamente desho? — daba por hecho que eso sería suficiente al menos en ese caso. 
— Sou desu ne — Ohno contestó — demo a Nishikido kun no es Nino chan quien le preocupa… sino Yamashita ne? Y Akanishi 
Ryo asintió confirmando la elucubración de Riida. 
— Jaa, pues tomando en cuenta lo que sabemos por todo lo que ha pasado, no creo que Johnny sama despida a Akanishi… y es altamente probable que él defienda a Yamashita ne…  
— Y si Johnny sama pensara que esta vez fueron demasiado lejos… — Ryo no se quedaba tranquilo. 
— ¿Nani? — Matsu lo invitó a completar la pregunta… 
— ¿Ustedes harán algo? Porque bueno, como nuestros senpai… y considerando que uno de ustedes está en ese mismo problema… yo sé que con ellos no tienen una relación muy cercana kedo… ¿por mi tal vez? — se atrevió a exigirlo así. 
Y claro, los cuatro miembros de Arashi supieron que no podían negarse, no a un un kohai que lo pedía tan respetuosamente y que siempre se había portado como un amigo. 
— Omochiron Ryo chan, cuenta con ello — murmuró Sho con tono incómodo y OhnoMatsu y Aiba asintieron de la misma forma. 
………………………………………………………. 

— Yo también te amo — declaró Yamapi después de ese beso. Jin, aún ahí de pie, se sintió asaltado con eso. Él no lo había dicho, ¿por qué decía que él “también”? 
— ¿Eh? — dio un paso atrás y volteó a ver a Kame que seguía plantado en aquel sitio y entornaba su mirada con muchas preguntas en ella. Después, justo cuando se disponía a reiniciar la caminata, lo oyó preguntar. 
— ¿Nani? — dijo Kame acercándose sin desviar su mirada — ¿te gustó tanto que el tipo se volviera loco y fuera a desahogar su violencia allá atrás? 
— ¿En serio Kamenashi? — pero Jin lo detuvo contestándolo en el mismo tono — ¿me vas a hacer una escena después de estarte besando con quien casi me deja caer al precipicio?  
— ¿besándome? — Kame no se esperaba que Jin supiera eso. 
— Uhm, te vi — Jin lo enfrentó — iba a preguntarte por qué te habías quedado ahí cuando vi por qué lo habías hecho. ¿Y ahora qué? ¿me vas a seguir negando que tienes una relación él? ¿Qué te preocupa? ¿Qué sientes necesidad de protegerlo?  
— ¿Eh? ¿Kamenashi niega que tiene una relación con el senpai? — Yamapi preguntó a Jin. 
— Jaa — y Nino se entrometió al ver que Kame se había quedado en blanco — debemos ir a buscar el radiocomunicador ne? — lo agarró de una manga. 
— Suéltame — pero Kame estaba furioso y para sorpresa del senpai y de Yamapi y por supuesto de Jin, explotó en sentido contrario de lo que los tres esperaban. — Tal vez te lo imaginaste ne? — le dijo a Jin sin titubeo — yo conozco a Ninomiya y en ningún escenario te hubiera soltado, es nuestro senpai y aunque tengas de él la peor de las impresiones, tiene la obligación de cuidarnos y procurar que estemos bien. Me quedé porque como su kohai le quiero responder de la misma forma. Y si lo besé, es porque soy su pareja desho? Así como tú de este bruto. — señaló a Yamapi despectivo. — ¿o le quieres decir algo de una vez? — insistía en señalar a Yamapi — ¿explicarle por qué organizaste todo este viaje? 
— Cállate — Jin apretó los puños. — Si eso es lo que quieres así será, que la pases muy bien con “tu pareja” — usó un tono amargo y fue a agarrar a Yamapi de un brazo para jalarlo consigo. 
Kame los vio adelantarse, estaba temblando de furia.  
— Ano… Kame chan… — Nino lo llamó bajito — ya se le pasará ne… — trató de animarlo — solo se puso celoso demo… fue mi culpa… gomen ne. — le ofreció algo de agua. — cuando se pueda yo hablaré con él y… le diré que yo te besé a ti ne. 
— Iedaijoubu… — Kame consiguió un tono de voz amable — vamos a buscar el radiocomunicador que tenemos que salir de aquí de alguna manera ne… — y lo animó a caminar un paso delante de él hacia las cabañas. 
— Haigomen… — Nino aceptó el gesto — primero hay que volver a casa ne. — y le buscó un momento la mirada antes de volver a derrumbar la propia y caminar en silencio. 
…………………………………….. 

Las cabañas habían sido cerradas con trancas así que Kame y Yamapi estaban tardando bastante en poder abrir aquella que habían visto que servía de oficina cuando el personal aún estaba en la isla. Jin no quiso seguir participando cuando Kame se acercó,  y mejor se retiró a sentarse en una roca y mirar de lejos. Nino, a escasos pasos,  aguantándose aún el dolor que tenía por todos lados,  les daba sugerencias de como abrir. 
¿Qué era todo eso?  Jin no entendía cómo podían ahora trabajar juntos… hace un rato Yamapi ahorcaba a Kame para luego aliarse con él y moler a golpes  al senpai,  ahora atendía sus sugerencias para abrir la puerta… y Kame… vaya, no se diga Kame… había pasado de quejarse amargamente de que Yamapi casi lo ahorca, a perseguir furioso a Ninomiya,  a besarlo, a gritarle a él que seguro se había imaginado todo… y ahora ¿hacía equipo con Yamapi como si nada hubiera pasado?  En verdad no cabía en su comprensión todo eso,  era como si las cosas perdieran toda importancia en un parpadeo… y no es que creyera en el rencor, pero…  
-- Y aaaaaah listo… -- Yamapi consiguió por fin romper la tranca. -  ahora a ver si hay algo aquí para comunicarnos…. 
Kame y Nino entraron tras él, Jin vio cómo desaparecían sus siluetas dentro de esa cabaña. Ay, suspiró, la vida era tan extraña... decidió que se quedaría afuera, pero entonces oyó un ruido peligroso, como un gruñido, y al repasar el rededor siguiendo su oído se encontró con el enorme y furioso viejo amigo que habían hecho a su llegada: el jabalí lo tenía en la mira. 
De inmediato se apuró a correr hacia dentro de la cabaña y a atrancar de nuevo la puerta ahora por dentro. -- ¡Ayúdenme! -- les gritó a los otros – el jabalí está afuera – le explicó a Kame, y éste de inmediato se acercó a ayudarle. 
-- ¿Jabalí? -- Yamapi también se acercó. 
-- Sí uno enorme – Jin explicó ya más tranquilo de haberse puesto a salvo – ya lo habíamos topado Kame y yo... -- se dio cuenta de que le había llamado con el diminutivo aunque seguía enojado con él -- antes de entrar a la gruta. 
-- ¿Y era el mismo? -- Kame, que también lo había notado, habló amable y se asomó por una ventana buscando al cerdo. 
-- Sí, sin duda lo era... 
-- Jaa – Yamapi también buscaba por otra ventana -- ¿y es agresivo? 
-- Uhm – Kame y Jin asintieron al mismo tiempo convencidos. 
-- Genial - Yamapi se quejó -- ¿y ahora qué haremos? No podemos quedarnos aquí hasta que alguien venga por nosotros ne? Y no hay nada que parezca servir para comunicarse más eso que como bien ya le había dicho a Ninomiya no nos sirve de un carajo porque aquí nadie sabe clave morse. 
El senpai trataba de hacer funcionar el aparato, aunque no parecía estar transmitiendo nada a ningún lado. 
-- Bueno pero para pedir ayuda solo necesitamos la clave de S.O.S no? Tres puntos tres rayas tres puntos... -- Jin respondió dejando a los tres en pausa. - ¿nani? ¿es muy raro que sepa algo así? 
Todos distrajeron las miradas negando y se concentraron en el aparato. 
Jaa y... Akanishi kun – Nino le habló en el tono de siempre como si en serio nada hubiera pasado -- ¿también sabes cómo se usa esta cosa? -- lo invitaba a acercarse. 
-- Etooo... la verdad no... pero a ver... -- y de pronto, un estruendo los hizo estremecerse a todos y quedarse inmóviles. Pareció que afuera el cielo se había roto. Un aguacero como nunca habían visto empezó a golpear la cabaña por todos lados. 
-- ¡Nani kore! -- Nino exclamó con algo de miedo y empezaron a ver cómo se abrían hoyos en el techo dejando entrar el agua en copiosas goteras que pronto ya más bien eran cascadas.  
Se miraban unos a otros y hacia el techo llegando a la conclusión de que pronto ya no habría uno...  
-- Esto se va a caer – Kame dijo en voz alta lo que todos pensaban . 
-- ¿Y qué hacemos? -- Jin le preguntó mirándolo directo. -- ¿se habrá ido ya el jabalí? 
-- Seguro se asustó con la lluvia ¿no? -- Yamapi opinó.  
-- Ikouikouikou – Nino empezó a apurarlos al ver venir que ya empezaba a vencerse una de las vigas que sostenían ese techo – hayaku! 
……………………………………….. 

La trasmisión en directo en la oficina del jefe se cortó.  
— ¡Uso! ¡uso! — Mary entró en pánico — ¡Johnny! 
Pero Johnny también estaba asustado y aunque él no reaccionó con gritos tampoco sabía qué hacer… ¿estarían bien? Quizá había dejado demasiado a la suerte. Buscó el canal en otras cámaras encontrando solo un par que funcionaban, aunque en una de ellas no se veía más que agua cayendo y en la otra la playa con las olas cada vez más altas y que amenazaban con crecerse más, enloquecidas, para cubrir la isla entera…   
— Espero que encuentren el refugio… hay un bunker, ojalá puedan llegar ahí — Johnny murmuró — vamos, tenemos que apurar el viaje… — se levantó y seguido por Mary salieron en busca de los johnnys que les ayudarían a organizar la excursión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario